Primera final de 2018 en Quito

Albert Ramos Viñolas se quedó a las puertas de levantar su primer título de la temporada en el ATP 250 Ecuador Open en Quito, después de caer en la final frente a Roberto Carballés Baena por 3-6, 6-4, 4-6 en dos horas y 28 minutos. “A nadie le gusta perder finales, pero alguien las tiene que perder. Me habría encantado ganar este torneo, pero no ha podido ser”, señaló el No. 20 del mundo después de registrar su primera final de la temporada.

El jugador nacido en Mataró hace 30 años está completando un mes de febrero sobresaliente. Y es que desde que regresó de la gira en Australia, donde acabó con su mejor participación en el primer Grand Slam de la temporada en Melbourne (perdió en 3R con Djokovic), encadenó cinco victorias consecutivas sobre arcilla. Además de dar el pase a España a cuartos de final en la Copa Davis con sus dos puntos ante los británicos Broady y Norrie se presentó en la última ronda de Quito.

Sobre la tierra batida ecuatoriana, Ramos Viñolas encaró la sexta final de su carrera: Casablanca 2012, Bastad 2016, Chengdu 2016, Sao Paulo 2017, Masters 1000 Montecarlo 2017 y Quito 2018.

Sin apenas tiempo para adaptarse a la altitud en Quito, el catalán se presentó en la última ronda. “No me he sentido cómodo ninguno de los días. Sí que estuve bien mentalmente, luché mucho, pero quizás el día que me sentí más cómodo fue el que jugué de noche que estaba más lento contra Melzer”, reconoció.

“Llegué el lunes por la noche y no es fácil jugar aquí. Ya me pasó en años anteriores que el día que perdí los primeros sets fueron muy rápidos y hoy me ha pasado algo similar. He intentado seguir luchando, casi consigo darle la vuelta al partido, pero no ha podido ser”, cerró antes de poner rumbo a Buenos Aires, donde debutará directamente en segunda ronda por su condición de cabeza de serie.